23 febrero 2009

Esperando que mi pais termine de derrumbarse

LANGUIDEZ - Paul Verlaine

Yo soy el imperio al fin de la decadencia
que mira pasar a los grandes bárbaros blancos
componiendo acrósticos indolentes en un estilo
de oro donde la languidez del sol danza.

Sola, el alma se marca en un denso hastío.
Allí abajo, se dice, hay combates sangrientos.
¡Y nada poder, débil con deseos tan lentos,
y no querer florecer un poco esta existencia!

¡Y no querer, ay, y no poder morir un poco!
¡Ah, todo está bebido! Bathyllo, ¿acabás de reir?
¡Ah, todo está bebido, comido! ¡Nada más que decir!

Sólo, un poema algo bobo que tiramos al fuego;
sólo, un esclavo algo juerguista que os abandona;
sólo, un tedio de no se sabe donde, ¿que os aflige!


Como los romanos ante las invasiones bárbaras, siento la urgencia de dedicarme a placeres egoístas mientras el imperio decae y la turbamulta anónima, sedienta, hambrienta, desdentada y mugrienta se refocila en el gozo del poder, hace su rapiña en el marmol de los templos, quema los libros sagrados, ultraja las vestales y defeca en los canales.

En benesuela (reconozcámoslo: ya esto no es Venezuela) la palabra "pueblo" ha dejado de significar "Conjunto de personas de un lugar, región o país." (DRAE-2009) para definir a una horda de resentidos marginales, vagos y carentes de todo sentido de la industriosidad y el emprendimiento, acompañados de sagaces pescadores en rio revuelto y estúpidos románticos cuya creencia en falsedades como "el socialismo del siglo XXI" es más peligrosa que ingenua. Todos bajo la égida de "la cachifa sensacional", un ser siempre ávido de tribuna, figuración y atención, suerte de Juan Vicente Gómez de nuevo cuño, un cazurro muy astuto y deliberadamente ignorante cuyas únicas motivaciones son el odio a todo y a todos y la necesidad de compensar la falta de cariño maternal en su niñez.

Dado que el 55% de quienes habitan esta tierra gustan de comer mierda, pues adelante. Que la coman. No les acompaño. Que se pudran en su peste negra de cadenas televisivas de 10 horas de duración, colas de todo un día para comprar una bolsa de arroz partido y obligatoriedad de vertirse de rojo. Conmigo no cuenten. Ya no siento ninguna identificación ni ningún apego hacia ellos. El pais terminó de romperse, y yo estoy en mi parte. Ellos, en la suya.

Se que los textos demasiado largos son un poco fastidiosos, pero; por favor, si están leyendo este post, no dejen de leer el relato "El Jardín del Tiempo" de J.G. Ballard. Exquisita pieza de un futurismo barroco que hace un espéctacularmente acertado resumen de lo que sentimos muchos venezolanos que no queremos ser benesolanos. El relato esta disponible en:
http://www.librosgratisweb.com/html/ballard-j-g/el-jardin-del-tiempo/index.htm

6 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Caramba!
Denso, no?
Volveré con más tiempo, te lo prometo.

Todo lo mejor para ti.

Anónimo dijo...

Te lo comento en una palabra: Impresionante... Te prometo escribirte luego...!!!

Anónimo dijo...

Ay Sal querido!

Yo me siento igual, marginal de bola.
Este es un país partido en dos: los que quieren vivir chupando y rollendo huesos y los que queremos trabajar, crear, producir y vivir en armonía dentro del marco de la ley. ¿Cómo reconcilias tú dos formas de ver la vida tan antagónicas? menudo lío!

Ha quedado demostrado y sin lugar a dudas, la mitad del país quiere comer mierda, la otra mitad no, y esta esa porción indiferente que aún como que no entiende que hay momentos en la vida que se tiene que escoger la opción menos mala, (si es que la oposición no le terminaba de convercer).

En fin...
Lo único que me consuela (consuelo de tísico) es que la crisis se ponga tan arrecha que todas esas sanguijuelas acostumbradas a chupar se arrechen y bajen de la silla al que han encumbrado, porque el verdedaderoo motor de esta robolución no es la ideología sino el billete.

Un beso, y termina de disfrutar estos días de carnaval

Sina

moralexis dijo...

Si no fuera tan dramático, daría risa. Pero me pregunto algo: ¿qué ganamos con ponernos en el borde para lanzarnos por el despeñadero?¿qué ganamos con descubrir el agua tibia: desde hace casi diez años este país está partido en dos toletes. Sin embargo, haciendo catársis, veo en el pasado 15F una oportunidad y como los chinos, pienso que las crisis debemos convertirlas en oportunidades. Escuché que había que seguir, pagar la luz, el tlf, etc. Eso, "hay que seguir". Y entender que el mundo todo -no solamente benesuela- está hecha un perol de loco.

Goathemala dijo...

Me tomé el tiempo de leer el relato verdaderamente metafórico e impresionante de Ballard. Una introducción a la vulgaridad y la barbarie. También quisiera disponer de un jardín con flores del tiempo.


Un abrazo amigo y mis perdones por no pasarme en este tiempo.

Saldivia dijo...

Silma y anonimo 1: Vuelvan pronto!
Anonimo 2 (Sina): Tal cual. Quedan muy pocos partidarios de este circo a los que no muevan el interes de lograr pingües ganancias, o el resentimiento en su estado mas puro y basico. Tambien hay algunos desconectados que consideran este proceso como algo decadentemente chic. No son muchos per tienen poder, verbo y acceso a los medios. esos son los mas peligrosos.
Moralexis: Estas en lo cierto! pero descargue un monton escribiendo el post. Y lee el relato de Ballard, que se que te va a gustar.
Goathemala: Gracias por volver a mi blog! Yo, mas que un jardin de flores del tiempo, envidio al conde Axel esa villa en el retiro, esa mansion alejada de hambres, necesidades acuciantes y miseria, de la barbarie destructora, de la ignorancia desatada y del servilismo. Se que es un escapismo, pero quisiera crearme una burbuja asi. Vuelve cu¿ando gustes!