19 noviembre 2006

Mis ojos pagan el precio de mi vanidad pueril

No me queda más remedio que confesarlo: Yo, el acérrimo criticón de l@s "fashion victim", el que secreta o abiertamente decía "bien hecho" cada vez que alguna modelo se desvanecía en la pasarela por su debilidad anoréxica o saltaban a la palestra escándalos como los diez mil pares de zapatos de Imelda Marcos... estoy ahora pagando las consecuencias de un acto de vanidad cosmética perpetrado (de buena fe, claro) el 8 de febrero de 1988.

Ocurre que desde mi niñez fui miope, y empecé a usar unos gruesos lentes a los 10 años, cargando con todos los epítetos y burlas que la cruel sinceridad infantil tenía reservados para tales desafortunados. "Cuatro Ojos", "Cuatro Pepas" y otras lindezas fueron frases que me acompañaron durante mi periplo por el mundo de los miopes. Recordemos que en esa época (1978-1988) usar lentes no estaba de moda ni era cool, las gafas eran el aditameto mas antisexo que cualquier adolescente podía imaginar, y un fastidioso impedimento para las actividades que debía realizar cualquier púber de mi localidad si no deseaba ser visto como un nerd: asolearse y zambullirse en la piscina, jugar basketball o football y/o emular los pasos de moda en las pistas de baile de las "guerras de minitecas". Ningún héroe de la época usaba lentes, hasta el pudibundo Clark Kent se los quitaba para transformarse en el aguerrido Superman que todos deseábamos ser. Bueno, estaba "la Hormiga Atómica", que adquiría superpoderes cuando se colocaba sus gigantescas gafas cuadradas, pero eso era una caricatura, y ¿quien a sus 13 o 14 iba a confesar tener como heroe a una caricatura?

Cuando leí por casualidad sobre la queratotomía radial, me dije "eso es" y me propuse salir del mundo de los "cuatro ojos" a través de esa milagrosa y misteriosa operación. No importaba que no supiese bien como funcionaba la cosa, que mi oftalmólogo (hombre probo y de gran prestigio) confesase tampoco saberlo y que ni siquiera su desarrollador, el soviético Fyodorov lo supiese; como tampoco lo sabía el japonés Sato, quien principios del siglo XX descubrió que al hacer unos cortes en la córnea la misma se aplanaba, y de algún modo se acomodaba al diámetro que permitía enfocar correctamente los objetos, sin las molestias que genera la miopía. Y presioné y fastidié a mi oftalmólogo, quien me conminaba a que esperase a ser un poco mayor, a que la técnica se desarrollase mejor, para operarme. Pero la sola esperanza de imaginarme VIENDO en contextos donde habitualmente podía ser considerado como un ciego funcional (la playa, por ejemplo) barrió con cualquier consideración sobre esperas, dilaciones o cautelas.

Para no ponerlo largo: Me hicieron mis incisiones (6 en el ojo derecho y 8 en el izquierdo), cumplí mi postoperatorio y... maravilla de maravillas: Supe lo que era ver sin lentes. Y redescubrí muchos placeres que en la adolescencia disfruté a medias por la limitante de los anteojos. Y desarrollé una hiperkinesis anímica dirigida a recuperar el tiempo perdido, de manera que viajaba constantemente a ciudades costeras y me asoleaba como una teja, me iba de rumba todos los viernes y sábados, adelgacé 20 kilos (como para saber que se sentía siendo delgado), usé los lentes de sol más extravagantes que encontré, entré en la onda punk por un tiempo (corte de pelo mohicano incluido), tuve sexo sin pagarlo por primera vez en mi vida (varias veces), me convertí en una especie de socialité de mi localidad (es una manera elegante de decir que me colaba en todas las fiestas pero no me expulsaban)... es como si mi vida con anteojos fuese la de Clark Kent, y finalmente me tocaba vivir la de Superman. Y si me lo preguntaran, hubiera dicho que la queratotomía radial era el avance más grande en la ciencia desde la invención de la rueda.

El tiempo fue pasando, la hiperkinesis se fue diluyendo, me fui asentando, me hice por fin adulto. Y en 2003 comencé a notar que me costaba un poco leer la letra pequeña, sobre todo al final de la tarde. ¿Presbicia tan temprano? me dije. Y deliberadamente rehuí la visita al oftalmólogo para no tener que enfrentarme con la posibilidad de tener que usar gafas de nuevo. Me hice unas de optometrista, como para paliar la cosa, "culpa del computador", me consolaba.

Pues no. Finalmente me decidíi visitar al oftalmólogo esta semana, y constaté la triste realidad. La queratotomía radial, al debilitar la córnea, termina propiciando la hipermetropía cuando aquella con los años comienza a ceder por la presión intraocular. En mi caso, la córnea quedó tan maltratada que ahora no solo soy hipermétrope sino que también tengo astigmatismo. El daño es equivalente al que hubiese causado una cuchillada o un pico de botella en el ojo. La imagen muestra de forma aproximada la distorsión del campo de visión (en azul), las zonas en blanco son como puntos ciegos, lo que implica que mi visión está disminuida y nunca veré al 100% de nuevo.

Si, esoy pagando un acto de vanidad. Pero ¿porque será que no me arrepiento?


P.D. La semana pasada hubo un estupendo encuentro de bloggeros, en honor a la visita de Silmariat por estas latitudes. Las reseñas de Jogreg y Naky son tan buenas, que no me atreví a escribir una!

12 comentarios:

Sin Anestesia dijo...

Sal, tus relatos son lo maaaximo, tu transparencia es conmovedora, tu alma es gigante!!
Lamenté mucho no haber podido ir al encuentro blogero, así por fin nos hubiéramos conocido.

Todos pagamos de una forma u otra nuestras vanidades, creo que nuestra humanidad sería algo marciana sin en algún momento de nuestras vidas no nos hubiera provocado cambiar algo de nuestra apariencia.
Ya pa'tras ni pa cogé impulso. Lo importante es que no empeores. De todas formas amigo, tarde o temprano terminaremos todos con los anteojos, no hay remedio. "Sejuela" es implacable.
Un abrazo,
Sina

Goathemala dijo...

No creas que no tienes mérito por ir tan joven a una de esas operaciones en la que se trasteaba nada menos que en la zona más sensible que tenemos y posiblemente también en la más delicada. Por cierto, que bien lo explicas.

Si te sirve de algo, hace unos años a consecuencia de una gripe se me fue el olfato totalmente. Anosmia se llama. Nunca percibiré el olor de la tierra mojada, de los magnolios, del café. Pero el resto de los sentidos se expanden y cubren donde no puede llegar la nariz.

Masco café, paseo tras la lluvia y toco las flores para imaginar el aroma.
Si se cierra una puerta hay que buscar alguna ventana abierta como sea o hacerla a estacazos. :-)

Saludos.

Jogreg dijo...

Bueno, Jose, qué te digo... la verdad es que luego de leer el cometario de goathemala sobre su olfato, tu estás de pinga, compadre.
Yo la verdad es que nunca he hecho nada en ese sentido, que no sea haber usado aparatos de ortodoncia desde los 3 años, y gracias a Dios hasta ahora eso no ha tenido consecuencias negativas, que no sea en mi psiquis.

rafico dijo...

Que triste...Me parece muy triste.

Yo tengo astigmatismo que año a año progresa, uso anteojos y aunque a veces incomodan he aprendido a convivir con ellos.

La vanidad cobra una cara factura.

Buena suerte.

gustavo dijo...

Te comprendo perfectamente, tengo asitigmatismo como el de rafico,cada vez es peor. Siempre me quejé que por su elevado grado no fuese operable, pero ya veo que nada pasa por casualidad. Uso lentes desde los 7 años, sigo siendo un 4 ojos peremne, aprendi a reirme de las burlas que me hacían y nunca me generó ningún trauma, hasta yo hice chistes con mis 4 ojos, lo incómodo es cuando voy al gimnasio que debo tenrrlos puestos porque no veo nada de nada sin lentes, bueno veo muy poco para no ser exagerado, ya hasta las fotos me las tomo con lentes, son parte dé mí, y me quedan muy bien jajajajajajajaja.

Siempre hay alguien peor que nosotros, y no veo tu situación como un castigo por un acto de vanidad, sino como algo que podía pasar y listo. No tiene nada de mala intervenir nuestor cuepro por salud o por sentirnos mejor.

Me encanta tu blog, gracias por estar de ese lado del computador

Naky Soto dijo...

Arquitecto:

Aprendí más que con un documental de Discovery. No lamentes eso, total, yo creo que te verás igualemnte dulce y simpático con las gafas más grandotas del planeta -hay aristas que afortunadamente no podemos maquillar-.

Un abrazo enorme,

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Debo confesarlo, desde hace tiempo he quedido arreglarme mi nariz tipo judío pobre, las carpas de circo que poseo como ojeras y mis discretísimas orejas prestadas por dumbo. He dejado con el bisturí en la mano a más de un cirujano..., de vez en cuando me vienen esos pensamientos recurrentes, pero le tengo pánico a pasar por el quirófano. Nadie es perfecto, no?

Bueno, toda música que se respete tiene sus bemoles.

Todo lo mejor para ti y GRACIAS por ser.

Saldivia dijo...

Gracias por leer este post!
Sina: Retroceder nunca! y la "sejuela" pues ni modo, asumirla con la frente (calva) muy en alto!
Guate: pana, lamento de verdad lo de tu olfato, conoci una señora que, a pesar de haber perdido el olfato y el gusto, cocinaba como una chef, que bueno que has conseguido soluciones para paliar ese escollo!
Jogreg: Bueno, al menos los frenillos dan status (o lo daban cuado yo era niño) aunque me imagino que ebsar con ellos debe ser toda una proeza!
Rafico: A nuestras edades y en esta epoca, el uso de anteojos no esun baldon pesado. Yo los tuve que aguantar en la peor epoca y a la peor edad! Y buueno, mi astigmatismo tambien empeora con el tiempo, supongo llegara el momento en que tendran que ponerme un chip en cada ojo.
Gustavo: Gracias a ti por leerme, y tienes razón, siempre está la posibilidad de que una operación se revierta, pero quien no arriesga un huevo, nunca tendra un pollo
Naky: Gracias por el piropo! me sonrojé y todo!
Silma: Sin tu nariz y orejas, no serías tu! prefiero la gente que posee esos rasgos particulares que las caras seriadas de las cirugias. Ademas, pana, conversar contigo es tan sabroso que ¿quien se va a fijar en narices y orejas?

Guachafitera dijo...

Hace dos años me liberaron de mis lentes, con una operación similar. Mi historia es muy similar a la tuya, desde los 6 años llevaba mi cruz…Leyéndote me reconforta, pensaba que el futuro me de paraba algo peor…me gusta tu estilo. Pero lo repetiría mil veces. Me encanta leerte.

Laurelviejo dijo...

Estimado(s) amigo(s)! Casualmente buscando información me conseguí con tu blog.
Fuí operado (queratotomía radial) con bisturí de diamante en Mayo de 1991 al igual que mi esposa.Teníamos 5 de miopía aprox. los dos.En mi caso quedé 20/20 por lo menos hasta hace unos tres años, sólo que con algo de presbicia, la cual se adelantó tal y como fuí advertido que podía suceder.
El caso es que mi esposa hace unos 5 años atras comenzó a ponerse lentes para leer de cerca, encima se colocaba otros para leer de lejos, a veces unos para hacerlo a mediana distancia, al igual que tu, no quería ir a verse con el médico, hasta que realmente era un desastre. Resultó ser, según los especialistas, que se había revertido el proceso y estaba padeciendo de hipermetropía, astigmatismo, presbicia y para rematar una muy pequeña catarata (ella hoy tiene 44 años y yo 47).
Solución? La operaron en marzo del 2007 y le colocaron intraoculares, no solo mejorando notablemente su problema, sino que rechazó todo tipo de lente para la presbicia. Ya no usa ningún tipo de lentes, gracias a Dios. Pero ahora soy yo quién está utilizando varios tipos de lentes para presbicia de diferntes aumentos, para poder ver a larga, corta o mediana distancia..-(?)
En un principio se creyó que me fluctuaba la vista (la cornea) por mi condición de diabético, pero tengo 21 años de serlo y me he revisado las retinas (exámen FRG) y están perfectas y mientras tanto va en aumento la dificultad para ver. Ya estoy como lo estaba mi esposa antes de colocarse los intraoculares. Te escribo, porque ya empiezo a sentir mucho más la incomodidad y esclavitusd que produce el usar lentes (en mi caso tres tipos y a veces uno sobre otro) por lo tanto me planteé seriamente someterme a los intraoculares...obviamente estoy buscando información e investigando de otros casos (como lo hice durante 3 años antes de que me operaran en 1991). Te agradecería muchísimo, y a cualquier otra persona que lea esto, la información o el consejo que me puedan dar.
Pido disculpas por lo extenso de mi comenterio, pero necesito informarlos lo mejor posible de ambos casos para poder obtener más datos al respecto.
De antemano te y les agradezco su interes y el haberse tomado el tiempo para leerme.
¡Hermoso blog!
Un millón de gracias!

laurelviejo dijo...

Hola de nuevo! solo estoy tratando de aparecer como blogger y no como anónimo. No sabía como hacerlo. Pido disculpas y nuevamente gracias por cualquier información o consejo sobre mi caso arriba expuesto.
Dios les bendiga!

KamX dijo...

Saludos, el "personajillo" que mencionas que obtenía su fuerza tras unos enormes lentes no era la "Hormiga Atómica", sino el "Intrépido Volador" (Fearless Fly)... http://www.myspace.com/video/shout-factory/fearless-fly-cartoon-opening-sequence/21299425