04 febrero 2007

El look chavista

Supongamos que usted ya leyó el post “Como hablar chavista” (más abajo), pero desea ahondar en esa taumatúrgica tarea de asemejarse, no solo en verbo sino también en apariencia, a ese etéreo y particular concepto de “pueblo” que maneja el máximo líder y su rebaño. Recordemos que corren tiempos de atavismo disfrazado de postmodernidad en Venezuela, y el asimilarse a un ícono “políticamente correcto” (según los cánones revolucionarios, claro) le permitirá, así piense usted como el más acérrimo pacifista antibélico, no quedarse fuera de la verbena de contratos, colaboraciones, cargos de jugoso sueldo y regalías varias que la petrochequera oficialista ofrece, solo a quienes parezcan fieles acólitos del régimen. Van entonces estos humildes consejos:

Es importante que usted se imbuya del espíritu del ya cercano carnaval, y que esa tendencia no lo abandone en ninguna de sus salidas al público. Si usted todavía tiene escrúpulos, convénzase a si mismo de que está actuando en una gigantesca y larguísima comparsa, para que no le remuerda la conciencia. Revise la lista de looks oficialistas que a continuación se expresa, y adhiérase a la tendencia que más le convenga.

1) Look “Guerrillero Urbano”. Muy útil para los más jóvenes, sobre todo si desean aparentar una absoluta consustanciación con el discurso del régimen, indispensable si se aspira a algún cargo público o diplomático de cierta relevancia. No se recomienda para mayores de 40, a menos que no teman verse como los émulos raquíticos de Rambo. Como elementos base de este look, cultivado por gente como la inefable Lina Ron, es importante que usted se provea de abundantes pantalones de camuflaje y franelas con consignas rojas o negras, botas militares y deportivas tipo prokeds, mejor si son rojas. Además:
Ellas: Pelo despeinado pintado en amarillo peróxido con raíces notorias, gorra de besibol. Cero maquillaje (o solo boca muy roja) y nada de ombligos al aire. Tatuajes del che, estrellas de 5 puntas, mao, el comandante marcos o similares. Evite los tatuajes cursis como Hello Kitty, mariposas o flores. Gesto adusto en la cara, como si tuviese hemorroides.
Ellos: Cabello en coleta o al rape, la franela siempre por fuera del pantalón. Morral (mochila) en su espalda, preferiblemente con algún texto adentro como “El Oráculo del Guerrero” o “El Arte de la Guerra”, así ud. no lea nunca. Se admiten jeans rotos y desteñidos y chaqueta verde oliva en caso de frío, con el único requisito de que esté percudida y olorosa a sudor añejo. Mirada perdida. Si ud. no tiene una cicatriz en el rostro, inflíjase una, o píntesela con un lápiz de delinear cejas. Otra opción es usar un pasamontañas, aunque la temperatura sea de 38º. Eso le dará un aire revolucionario-chic, muy exitoso en la actualidad.

2) Look “Camarada Juan Bimba”. En este caso, se trata de parecer un antiguo militante del ala rural del extinto Partido Comunista de Venezuela, de esos que supuestamente creían en la vida en comunas y habían renunciado a los bienes materiales. Si usted necesita que no le invadan su hacienda de 2.000 hectáreas, un crédito blando para comprar 250 tractores o alguna minucia similar, váyase por esta tendencia, exigente pero eficaz. Es imprescindible que se compre unas alpargatas usadas (o desgaste unas nuevas) y no se corte las uñas de los dedos de los pies por un mes o dos. Hable siempre muy bajito y si es posible, mándese a extraer una o dos piezas dentales. Como particularidades por género tenemos:
Ellas: Faldones de tela hasta el suelo, con faralaos deshilachados y en tonos rucios. Blusa alguna vez blanca (ahora gris mal lavado), floreada o franela con alguna consigna antigua (esto es imprescindible) como “José Vicente ‘78”. Cabello largo, recogido con ganchos o coleta. Maquíllese solo las mejillas con bastante rouge y la boca en rosado, y use un perfume barato. Uñas cortas y pintadas en rojo, algo desconchadas.
Ellos: Pantalón de poliéster años 70, en marrón o negro. Camisa manga larga en color terroso, de ser posible remendada, siempre abotonada hasta el cuello. No use camisa colorida, parecerá un cantante de música llanera. Bigote mal recortado, barba de un día. Si usa anteojos, parta una de las patas y luego remiéndela con cinta adhesiva. Lleve apretada en su mano una bolsita de papel. Todos los camaradas Juan Bimba la usan, aunque nunca se sabe lo que hay dentro (tampoco importa). Es de gran ayuda a este look la costumbre de mascar chimú, trate de adoptarla.

3) Look “La Década Maravillosa”. Si usted es de los que cree que el mundo perdió parte de su magia el primero de enero de 1970, este look le calza a la perfección. Se recomienda además en asociación a profesiones creativas y académicas; de modo que, independientemente que haya sido el último de su promoción y haya durado 22 años estudiando una carrera de 5; si pretende que le asignen una cátedra en la universidad bolivariana, en la universidad de las fuerzas armadas o en la misión robinson; o si desea una beca para irse a estudiar arte en Albania, Korea del Norte, Mongolia o Timor Oriental, le recomendamos que adquiera ya su bolso tejido tipo mapire, su collar de pepas y sus sandalias artesanales en cuero; y lleve siempre con usted el Bhagavad Ghita, además de los siguientes detalles:
Ellas: Vestido hindú, pelo largo y liso con raya al medio y vincha tejida, pulseras de madera y cueritos, cadena con el símbolo de la paz, y cualquier detalle artesanal que quiera añadir. El barroquismo de este look se lo permite. Eso si, mucha cautela con el maquillaje y el jabón.
Ellos: Pantalones acampanados y raídos en sus bajos, camisola ancha bordada, lentes redondos (aunque no tenga ninguna falla ocular), bigote y barba. Guarde el celular, el ipod y otros accesorios contemporáneos en una bolsa de macramé dentro de su mapire. Alguna extravagancia como un anillo de marfil nunca está de más. Es imprescindible que hable despacio y use las palabras de la época, como “cagante”, “broder”, “equífero” y otras.

4) Look “Étnico”. El pasticho ideológico oficialista tiene sus preferencias y su propio código de discriminación. Así pues, antes no importaba si se era hijo de Portugueses, Indígena, Japonés o Argentino, la discriminación no existía. Ahora si se discrimina; se le da preferencia a ese aún inasible concepto de “sur”, entonces es más fácil obtener favores del gobierno si se simula pertenecer a algún grupo étnico que, según la visión oficialista , haya sido “pisoteado por el imperio”. He sabido de hijos de italianos que pronuncian su apellido distinto y se hacen pasar por yanomamis, y de españoles que, aunque sean de Canarias, se convierten en vascos y le meten varias rr y k a sus apellidos para presumir vínculos con la ETA, cosa que les da prestigio a los ojos del actual gobierno venezolano. En este caso, si usted tiene la piel y/o la conciencia lo suficientemente oscura para intentarlo, puede pretender pertenecer a una de las etnias que gozan del visto bueno del régimen. Pruebe algo de esto:
Ellas: Batola guajira, burca, tela de color vivo enrollada en el cuerpo con peinado B-52.
Ellos: Trenzas tipo rastafari, narguile, poncho tejido.
Trate de no mezclarlo todo, ya que se parecerá al Ekeko.

5) Look “Boliburgués – Clase Media en Positivo”. Aquí lo importante no es la vestimenta (con una apariencia vulgar de nuevorrico es suficiente) sino los accesorios. Desplácese en una camioneta Hummer, consuma whisky 18 años, use más cadenas y collares de oro que un cantante de rap, muestre fotos de sus casas en Florida y de sus vacaciones en Polinesia, etc. Por supuesto, adhiera en sus carros unas calcomanías con la leyenda “uh ah chávez no se va” para que no lo vayan a confundir con un oligarca. Es importante que a las damas se les note que acaban de hacerse la liposucción y la reconstrucción nasal, y que los caballeros pregonen sin cesar que su salud cardiaca es excelente, según acaba de dictaminar la clínica de Houston o Atlanta donde se hizo el chequeo. Y siempre diga que su prosperidad, como la de todos los venezolanos, se debe a la revolución. Evite temas espinosos como los niños de la calle o la carencia de medicinas en los hospitales, eso no pasa en Venezuela gracias al máximo líder. La ventaja de este look es que abre muchas puertas en las licitaciones, ya que una persona próspera no se quejará cuando le pidan su comisioncita del 30%.

6) Look “De Odio Puro”. En este caso, como en el anterior, la vestimenta es lo de menos. Aquí lo que vale es cultivar miradas, gestos y frases de odio. Hable siempre gritando e insultando. Ofenda y descalifique a todo lo que le parezca ajeno al régimen, aunque no tenga ninguna otra referencia. Mantenga su mandíbula tensa y proyectada hacia delante y frunza el ceño sin descanso. Fíjese en estos videos, y trate de imitar estos personajes.
http://www.youtube.com/watch?v=Uc4XhrIB3rM
http://www.youtube.com/watch?v=qM_Wyvhvu9Q
Le garantizo que si logra emular estas conductas logrará su cometido de obtener lo que desee del gobierno, ya que esta es la actitud más promovida por el régimen castrense de Venezuela.

Y por supuesto, la ilustración de las tipologías fasion descritas:



PD: Tal vez este post suene un podo odioso, no es mi intención ofender. Pero me decidí a publicarlo al ver que hoy el reyezuelo se encadenó, glorificando las matanzas de su fallido golpe de estado de hace 15 años. El odio no cesa de allá para acá, así que algo de veneno de aquí para allá compensa.

13 comentarios:

María Luján dijo...

Describes una situación muy dura, afortunadamente lo haces con humor, pero el escrito destila mucha frustración.
Desconozco la evolución política de Venezuela, pero otra persona con buen talante, como es guardafaro, también describía en el otoño pasado los comportamientos del Líder, de una manera que dan ganas de llorar.
Me gustaría pensar que hay posibilidades de que esta situación termine remontándose, porque si no es así, una generación entera de venezolanos, se educarán en un ambiente crispado y lleno de falsedades. La democracia es un bien muy frágil. Os deseo lo mejor.

Goathemala dijo...

Rubrico lo que dice mi amiga de arriba y añado que es lastimoso tener que recurrir a la adquisición de lenguaje y de vestuario para semejar alineamiento con el líder y obtener prebendas a cambio. Me chocó lo de meter rr y k a los apellidos para hacerlos etarras. En esa deriva pocos se salvan.

Siempre me ha parecido Chavez muy peligroso por sus amistades en política exterior, sobre la interior no quería opinar pero con comentarios tan directos como el tuyo y otros más veladpos, me hago idea del ambiente que se respira en la querida Venezuela.

Un fuerte abrazo y sigo viendo a Larra.

P.D.- Estoy leyendo un libro sobre el arquitecto de Hitler (Albert Speer) que creo que le encantaría porque en buena parte del libro habla de pensamientos arquitectónicos desmesurados y en otra de, ciego seguimiento mesiánico.

Ricky del Norte dijo...

Ja,ja,ja...muy bueno tu post sobre el look Chavista..., muy realista, seguro es el patrón socialista que este tipo quiere imponer!!!.

Saludos

Naky Soto dijo...

Impecable mi estimado arquitecto.

¿No extrañas la diversidad? ¡Yo sí! Y conste que es el rojo uno de mis colores favoritos, no renuncio a lucirlo, pero de tanto y tanto que lo han utilizado ya me cansa, me cansa el alma más que la vista.

Un abrazote,

Edtor Felipe S. dijo...

Todo lo que este encontra con el inquilino de miraflores me cae bien jejejej

Carlos dijo...

Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información, y mas temas relacionados con la cultura china:
http://www.personal.able.es/cm.perez/

el_vividor dijo...

Viva Mao! Viva el Tao! Viva Saldivia! Ave César!

Sin Anestesia dijo...

Sal
Te botaste! Se agradece el humor para poder reir en vez de llorar.
Es tal cual como tú lo describes. Yo que he estado en estos últimos tiempos con el rollo del pasaporte, he tenido que convivir con la fauna chavista y no dejo de preguntarme de qué tamaño será el maní que tienen en el cerebro.
Uno de esos días había un tipo tal como lo describes, medio desdentado, con un libro del Che y la bicha en la mano, y yo me preguntaba, si de verdad entendía algo cuando leía dos líneas. Es una verdadera tragedia.
Demasiada ignorancia, demasiao atraso, demasiada desnutrición, demasiado depender de la teta del Estado.
No te pierdas, que tú iluminas la blogosfera.
Se te quiere,
Sina

Waiting for Godot dijo...

La verdad es que me he reído mucho para no llorar, y los videos no los he visto porque me los imagino... y no quiero úlceras en mi vida!!!
Besotes Saldivia, como siempre te la comiste!

moralexis dijo...

¿qué podría uno agregar a la (des)sazón que por en días nos carcome el alma y el corazón para no terminar estrellados contra el muro de la resignación? Nosotros creo que nada, Saldivia creo que mucho. Gracias por salvarnos la sonrisa en medio de esta obra digna de Ionesco. Bah!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Ya entendí todo todito, ahora sé el por qué mi computadora se ha dañao… Es por el divino ácido, que escribes, es para leerlo y disfrutarlo.

Lamento que todo esto sea parte de una realidad y no de una fantasía. Me he jurado no tocar el tema –no me parece justo hacerlo a kilómetros de distancia- pero los juramentos están para romperse.

Siempre es un enorme placer pasar por aquí, gracias por ser y por estar.

Todo lo mejor para ti.

Waiting for Godot dijo...

Saldivia, he leído el post y todavía no me atrevo a ver los videos... Mejor así no?

Edtor Felipe S. dijo...

Muy bueno el toque de humor asía la situación jejeje. Compartimos la misma frustración. Saludos.