29 julio 2006

Caracas, la cumpleañera

El devenir estético y perceptual de la hace poco cumpleañera ciudad de Caracas puede asimilarse muy bien a la historia de Helena Merlin. Finalista en el Miss Venezuela de 1975, cautivó a muchos con sus ojos de límpido azul, su cuerpo escultural, su verbo fresco. La intrépida juventud le dio alas para, una vez cumplido su periplo por los concursos de belleza, dedicarse a probar todo lo que le ofrecían: aventuras, viajes, experimentos artísticos, vida en comunas, amor libre… pero también drogas recreativas y hampa. Cuando esas alas de la juventud dejaron de funcionar, se encontró a si misma avejentada, fea, deteriorada, inútil. La espiral descendente la lleva a ser hoy una vulgar latera, una indigente que pide limosna para poder comprar su piedra (crack) cotidiana, y a veces comer. Solo los abismos de sus ojos remiten a su belleza de otrora.

La Caracas de principios de los sesentas se conocía como “La Sucursal del Cielo”. El clima amable, la infraestructura vial y de servicios óptima, la seguridad de sus calles y la belleza de su paisaje urbano justificaban este calificativo. Sólo que, cual joven descocada, la gestión de ciudad no supo que hacer con los ingentes ingresos de la primera bonanza petrolera (años 70). Demoliciones irresponsables, dispositivos viales que olvidan al peatón, deforestación, elefantes blancos fue parte de la herencia de esta época. La otra parte: el germen de la invasión buhonerística que ha transformado esta ciudad en la sucursal de Fenicia, sin su esplendor.

La crisis de los años 80 agravó la situación y le dió carta blanca a la tropelía del comercio informal, convirtiendo en norma aberraciones como los tenderetes que impúdicamente ocupan aceras y calzadas, los hombres-quincalla en los semáforos y la colocación de piercings, tatuajes o extensiones capilares en plena calle. La nueva bonanza petrolera, lejos de procurar una solución a la depauperación urbana de la capital Venezolana, en clave de populismo brutal ha dado aliciente al fenómeno del buhonerismo, con su legado de olores pútridos, hampa y deterioro de espacios públicos. Hoy casi toda Caracas luce como Helena Merlin: ajada, desgastada, mugrienta, hedionda, alicaída, con apenas vagas sombras de su hermosura pretérita.

Helena Merlin confía en recibir ayuda para acudir a una clínica de rehabilitación y salvarse del abismo de la narcodependencia y la miseria. ¿Tendrá salvación Caracas?

7 comentarios:

Jogreg dijo...

COmo diría uno de esos sabios filósofos populares: El problema de Caracas no es Caracas, son los caraqueños.
Saludos,

Sin Anestesia dijo...

Ese mismo deterioro habita no solo afuera en la calle sino dentro de la cabeza de los caraquenos.

gustavo dijo...

he crecido viendo como mi ciudad cada vez se convierte más en el terrible desperdicio que la han hehco tantos y tantos años de despilfarro, robo y burla a la gente sencilla.......espero algún día llegar a tener una estampa similar a lima, buenos aires, santiago.....ciudades americanas que si no son perfectas, se acercan más a una caracas ideal para mi

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Sobre Helena Merlin…, duro. Esa es la única palabra que se me ocurre. Sólo ella sabe de sus infiernos, de sus glorias. No soy quién para acusar, juzgar o condenar.
Sobre Caracas…, amigo la idea es dejar un comentario y no un tratado sobre los últimos 36 años. Tiempo habrá -espero- para tomarnos un trago y discutir -en el buen sentido de la palabra- sobre tan interesante tema.

Todo lo mejor para ti, siempre.

maximo dijo...

CON RESPECTO AL TEMA ME PARECE ALGO MALSANO COMPARAR A UN SER HUMANO QUE ESTA EN ESAS CONDICIONES CON UNA CIUDAD COMO CARACAS. DECIRLE HEDIONDA, AVEJENTADA, FEA Y DEMAS EPITETOS NO SOLO ES GROTESCO SINO INMORAL.SE SUPONE QUE LA INDIGENCIA COLOCA A UNA PERSONA EN UNA SITUACION DE ABANDONO FISICO,SOCIAL Y HASTA HIGIENICO; PERO LLEGAR AL EXTREMO DE QUERER HACER SIMILES UTILIZANDO ESOS RECURSOS ES COMO ESCRIBI ANTES GROTESCO. TE GUSTARIA QUE ALGUEIN ESCRIBIERA QUE LA MATERNIDAD CONCEPCION PALACIOS -EN DONDE NACI-SE PARECE A TU MADRE POR LO DESASEADA,DESFASADA Y CORROMPIDA? VERDAD QUE NO??? AHI TE DEJO ESA.

Saldivia dijo...

Me imagino que el tal Maximo (que por cierto, ignora por completo la etiqueta de la red al escribir todo en mayuscula) vive en una burbuja en "caracas sureste" donde el entorno no esta tan agobiado por la basura, la hediondez, el buhonerismo y el caos...

O es chavista telurico

En ninguno de los dos casos posee algo de estatura moral como para que su simil burdo me importe mas que un comino

Camilo Ernesto Reyes Rodriguez dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=FknGhsYoQQE